Categorías
Equipos NWSL Houston Dash NWSL

Houston Dash se hace fuerte en la guerra

El pasado 26 de Julio, Houston Dash, levantaba su primer gran título de la NWSL, la Challenge Cup. El nuevo equipo de moda en el ‘soccer’.

En medio de una pandemia mundial, Houston Dash, ha logrado salir más reforzado que nunca. Aprovechándose así de las difíciles situaciones del resto de conjuntos y utilizando estas para impulsarse hacia la conquista de una Challenge Cup un tanto descafeinada. Tras su victoria por dos goles a cero sobre la vigente subcampeona, Chicago Red Stars, Houston se consagra como el ganador de esta atípica y para el recuerdo Challenge Cup. Un torneo en el que las de Texas han sacado fuerzas de donde no las habían y han hecho historia entrando en sus primeras semifinales de la historia. 

La Challenge Cup ha significado todo un oasis de victorias y de gloria para un club que en su corta historia de seis años, jamás había disputado un partido en una fase final. Para posteriormente escalar rondas y entrar en su primera final venciendo en esta misma por dos a cero ante Chicago. 

Un equipo que aún sin poner en escena un juego muy vanguardista, más bien conservador y a la espera de un error del rival para terminar armando un letal contraataque con Shea Groom, Nichelle Prince o Bri Visalli por los costados y una Rachel Daly llegando por el centro del ataque y mostrándose como la máxima goleadora de esta Challenge Cup, con tres tantos en su casillero.

El camino de Houston hasta llegar levantar la Challenge Cup:

El camino ha sido tan duro como efectivo para un equipo que se ha visto inmerso en la batalla y que con algo más de sufrimiento del habitual se ha embolsado con la Championship, no sin antes obtener un cuarto puesto en la fase previa y firmar así un inicio de campeonato no tan espectacular como el último tramo. 

Fase previa:

El primer partido de Houston en esta Challenge Cup fue el más concurrido en cuanto a goles de todo el campeonato, un empate a tres ante Utah dejaba muy buenas sensaciones. Aunque un resultado claramente injusto teniendo en cuenta que Houston hizo más méritos que su rival para llevarse los tres puntos. 

Llegando al segundo enfrentamiento para las norteamericanas, pudimos ver a un Houston Dash marcando los ‘tempos’ desde el primer minuto de partido y con un OL Reign que no encontró estabilidad táctica. Un partido de pocas revoluciones, pero a mi parecer en el que Houston logró mostrar su mejor versión. 

En los hasta siete partidos disputados por el conjunto Dash en este “We’ll come back” la idea de juego ha estado clara y sólo en uno de ellos no dio sus frutos, fue en el duelo de fase previa ante Sky Blue. La depravada versión de las campeonas sumada al punto álgido de las neoyorquinas nos terminó desembocando la única decepción de Houston. 

Otro de los golpes para Houston llegó en el duelo que cerraba la ‘liguilla’. Su superioridad de cara a puerta no tuvo efecto sobre el marcador ante un Washington que se consagró como segundo clasificado. Con algo de fortuna, la derrota no impidió a las Dash caer en los tres últimos puestos de la tabla. 

Fase final:

Antes de lograr sus primeras semifinales de la historia, Houston hizo méritos para ello siendo algo más dominador que su rival y demostrando ser mucho más creativo que este. Aunque las de James Clarkson no disputaron ningún partido del otro mundo, les sirvió como aval para hacer historia. Victoria de Houston por 3-2 sobre Utah Royals en un duelo que se decidió desde los once metros tras terminar sin goles en el tiempo reglamentario. 

Gran victoria por 1-0 ante Portland Thorns a merced de un tanto de Rachel Daly, Houston demostró ser de esos que se hacen más fuertes en la guerra y no sólo se hacen más fuertes sino que hacen historia una vez tras otra.

En la victoria de las Dash en la final por la Championship ante Chicago Red Stars pudimos presenciar un intenso duelo, de mucha emoción, con un minuto a minuto intenso y con un ganador que no fue otro que Houston Dash. Un equipo muy trabajado y muy sólido, con jugadoras que han firmado un campeonato de lo más positivo: Jane Campbell, Nichelle Prince, Shea Groom y como no, Rachel Daly,

Rachel Daly y James Clarkson las raíces de un proyecto ganador:

Una en el campo y el otro desde el banquillo pero ambos dando su mejor versión para llevar a las Dash hasta el estrellato. Empezando por el técnico James Clarkson ha sido este quien ha logrado llevar a las de Texas hasta el título de la final, aunque de la mano de un estilo de juego muy poco vanguardista el equipo ‘orange’ se ha coronado como la nueva e icónica ‘naranja mecánica’, todo sea dicho, su estilo de juego no se asemeja lo más mínimo a aquella Holanda de los setenta. 

Todo equipo tiene a su jugadora estrella, pero la ‘star’ de Texas, Rachel Daly, va más allá de una simple goleadora, lejos de ‘hincharse’ a anotar tantos la futbolista británica lidera también el vestuario. Una jugadora carismática cuanto más, una atacante con el número tres en la espalda, que como no podía ser de otra forma, recibió el premio a mejor jugadora del torneo. Sin discusión, una decisión totalmente acertada. 

Fueron hasta tres los tantos anotados por una Daly que tras pasar años antes por clubes como; Los Ángeles Strikers, Leeds United o Pali Blue. A sus 28 años de edad, era el momento para que la ‘nueve’ de la lioness brillará con más fuerza que nunca, dos goles con la cabeza y una gran gestión de grupo avalan a Rachel Daly como uno de los pocos nombres que ha vuelto al fútbol con una mejor versión a la habitual. La mayoría de equipos y jugadoras siguen en una decadente versión. 

Las estrellas de Houston en su camino a la gloria:

Quienes no siguen en una decadente versión, son gran parte de las integrantes del plantel del BBVA stadium. Sobretodo en la línea de ataque, donde han sido varias las jugadoras que habiendo reciclado su mejor interpretación táctica han aportado mucho dinamismo a Houston. Shea Groom o Nichelle Prince han sido las principales alegrías del ataque de James Clarkson, la primera de estas anotó goles claves en la consecución del título. Como el tanto que sentenciaba la final ante Chicago Red Stars o la sentencia frente a OL-Reign que servía para asegurar los puestos de la zona alta en la fase previa. También Nichelle Prince se ha coronado como una de las piezas claves en los esquemas Dash. Aunque tan sólo hemos podida gozar de su fútbol en los últimos tres partidos de campeonato. 

En el ámbito defensivo fue Jane Campbell quien se consagró como la principal protagonista de un equipo que ya empieza a ganarse un nombre entre los más grandes. La joven y prometedora guardameta empieza ya a pedir minutos en la USWNT gracias a un rendimiento que pasa por encima de los de las Kailen Sheridan o Alyssa Naeher, quizás junto a la de Houston las mejores cancerberas del campeonato. Todo sea dicho sus números no hacen aval de su increible rendimiento, siete goles encajados en seis partidos, tres de estos tantos en un sólo partido y todos los seis sufridos en los cuatro duelos de fase previa. 

Cuando nombramos a las estrellas del conjunto dirigido por James Clarkson, no se tiene en cuenta el trabajo de nombres como; Bri Vassalli, Kristie Mewis, Sophie Schmidt o Latsko. Curiosamente la mayoría de las jugadoras que resultan ser infravaloradas en el bando del BBVA, son futbolistas de centro del campo. Una posición que teniendo en cuenta el estilo de juego del conjunto naranja no tiene gran relevancia. Poniendo en práctica un gran fútbol de ida y vuelta las jugadoras encargadas de ligar las transiciones defensa-ataque o ataque-defensa pasan algo más desapercibidas para el aficionado, no tanto para el analista. 

Fieles a las victorias sin importar el cómo, pero si el cuando:

Houston ha sido una de las grandes envidias del campeonato y por ende un equipo muy abucheado por su estilo de juego. A pocos les gusta ganar con un descarado sistema de ida y vuelta, no es el caso de James Clarkson. Quien no sólo lo emplea a la perfección, sino que también es cuánto más efectivo. Sin un medio campo, con una sólida defensa y con un imponente ataque, el concepto de juego se basa en sumar victorias, como sea pero no cuando sea. 

Gustará más o gustará menos pero la gestión de vestuario de Clarkson ha sido la única de los ocho equipos de esta Challenge Cup que ha dado sus frutos desde el primer minuto. Lo que les ha llevado hacer historia tres veces en menos de una semana. Los logros de una semana en plena crisis mundial equivale para muchos los seis años de historia del club. Personalmente, no comparto pero respeto la política de la ‘bandoleras’ de la National Women’s Soccer League. Toca quitarse el sombrero ‘country’  y contemplar cómo el revólver de Rachel Daly alza hasta el estrellato a las de Houston. 

8 respuestas a “Houston Dash se hace fuerte en la guerra”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s