Categorías
Fútbol Femenino Internacional

Canadá y un oro bañado de sufrimiento y sangre fría

La selección canadiense de Bev Priestman no era favorita pero sí que ha logrado llevarse el oro olímpico tras vencer a Suecia en los penaltis

Los Juegos Olímpicos nunca van a dejar de sorprendernos, en esta ocasión era turno para Canadá y su oro olímpico. El equipo que mezcla jugadoras históricas como Christine Sinclair con otras como Jannine Beckie que están llamadas a liderar el equipo en los próximos diez años. Dos generaciones que ahora brillan en forma de oro. 

Tras superar dos tandas de penaltis y una prórroga, sin pasar por alto una fase de grupos donde el nivel fue algo irregular, las canadienses han logrado la recompensa a tantos años de crecimiento de fútbol femenino y tantos años bajo la sombra de Estados Unidos. Hoy son ellas, las canadienses, quienes relucen ante el mundo. De costa a costa, Canadá es de oro.

Parece complicado cuando hablamos que Canadá ha superado dos tandas de penaltis y una prórroga en estos Juegos Olímpicos pero más complicado parece cuando vemos que las canadienses no partían como favoritas en ninguno de los duelos de la fase final. Ni ante Brasil en cuartos donde llegaron hasta la tanda de penaltis, tampoco ante Estados Unidos en semifinales donde ganaron por penales.

El partido de Suecia ha seguido el guión de todos los que hemos visto por parte de las de Priestman. Un equipo que cede el dominio de juego al rival y que se protege con un bloque muy bajo para tratar de salir luego al contraataque. Sin pasar por alto una inmensa eficacia en las áreas. Han sido hasta 24 las ocasiones que han tenido las suecas a lo largo del partido, contra 14 para las rojiblancas. 

Estando en inferioridad durante gran parte del partido y con una Suecia que no lograba desvirtualizar a una Canadá muy ordenada a nivel defensivo. Hasta que llegó el minuto 34, donde Blackstenius adelantó a las suecas. Fue desde el punto de penalti como las canadienses pusieron las tablas en el marcador. Es decir, el punto fatídico volvió a servir para dar una alegría a las canadienses. Como pasó también en semifinales donde vencieron con un solitario gol de penalti.

Tampoco cambian las estadísticas si nos referimos a los duelos ante Estados Unidos y Brasil en semifinales y cuartos de final respectivamente. Ante las norteamericanas, únicamente generaron tres ocasiones de gol pero una vez más, salió a relucir Christine Sinclair, la jugadora con más goles de la historia del fútbol de selecciones que volvía a salvar a su querida Canadá. 

Ante las brasileñas en cuartos, el 1-0 volvió a avalar a las rojiblancas para pasar a la siguiente ronda y aunque era un duelo donde no estaba tan claro el favorito, había opiniones de todo tipo y era evidente que iba a ser un duelo disputado. Un tiro a puerta y un solo gol para Canadá, aunque sí que es verdad que vimos mayor igualdad con el balón en los pies.

Nos gustará más o menos el juego de Canadá pero la realidad es que les ha dado resultados y les ha bastado con eso. Personalmente, me gusta ver un juego más asociativo y en el cual se progrese con el balón en los pies. No obstante, nos toca disfrutar de la Canadá de Bev Priestman, un equipo que fue muy criticado en su momento pero hoy ha cambiado por completo. Además de poder presumir de contar con la primera entrenadora británica en lograr una medalla de oro de fútbol femenino en los Juegos Olímpicos.

En fase de grupos el equipo tuvo que pasar únicamente por encima de Chile, puesto que sus dos otros duelos ante Gran Bretaña y la anfitriona Japón les terminó empatando a uno. La fase de grupos no fue del todo mala, no obstante, viendo los resultados que se obtuvieron de ella, pocos imaginaban ver buenos resultados para las canadienses en fase final.

Christine Sinclair y Janine Beckie, las reinas canadienses

Hoy por hoy, Christine Sinclair es una de las mayores referentes del mundo del fútbol femenino a nivel de selecciones. Su actuación en estos Juegos Olímpicos ha estado en consonancia con su talante, a nivel histórico. Lo ha hecho acompañada de una Jannine Beckie que ha tirado del carro.

Beckie se ha consagrado en estos juegos como el futuro volante, la futura pieza angular de Canadá. Por desgracia y aunque su nivel sigue siendo estelar, Christine Sinclair tiene 39 años y no sabemos cuánto tiempo más la podremos ver en la máxima élite. Por lo que tarde o temprano, será la actual jugadora del Manchester City quien termine ‘tirando del carro’.

Mientras que por el momento disfrutamos de ambas dando guerra y formando un ataque que es por descontado lo que más destaca en el plantel canadiense. De los seis goles que ha anotado el equipo en estos Juegos, tres han llegado de la mano de Jannine Beckie, otros dos por parte de Sinclair y el restante ha sido obra de una Adrianna León que cada vez aumenta más galones en la selección.

Por Arnau González

Amante de todo lo que rodea el deporte. | Fútbol Femenino en @Vip_Deportivo & @Dial_Deportivo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s