Categorías
Equipos NWSL Fútbol Femenino Internacional Kansas City NWSL USWNT

Matt Potter y el nuevo proyecto de Kansas City Current

Ha llegado el momento de poner la mira en el banquillo de un Kansas City donde Matt Potter pasará a dirigir el próximo curso

Tras la salida de Huw Williams de Kansas City el curso anterior, el club buscaba desde hace tiempo un entrenador para encarar su segunda temporada en la liga y en la que se ha realizado una mayor inversión tanto deportiva como a nivel de infraestructuras, por tanto en la que esperamos ver a las centroamericanas en la pelea por entrar al play-off de la NWSL.

Sí finalmente no logran entrar en ese play-off, bajo los mandos de Matt Potter se verán obligadas a superar los registros de solamente tres victorias que lograron el curso anterior con un último puesto en la tabla. Para eso buscarán un entrenador que en sus anteriores cargos ha obtenido resultados muy positivos, aunque a sus 51 años no ha dirigido todavía en un equipo de NWSL ni siquiera en clubes de fútbol femenino profesional en Estados Unidos.

Esto no quita que el británico, Matt Potter cuente con experiencias futbolísticas importantes previamente. Sin duda la más relevante es la de su paso por la Sub-23 de Estados Unidos Femenino, el cual se trata de su último trabajo y en el cual ha permanecido dos cursos. En 2021 cumplió cinco temporadas dentro de la federación de Estados Unidos.

Potter lleva dirigiendo en Estados Unidos desde 2003, donde dirigió al equipo universitario de Washington State (universidad de Trinity Rodman) durante ocho años. En los cuales logró el récord de victorias del equipo, 88 en total y dos participaciones en la fase final del ‘NCAA Tournament’. En Washington tuvo en sus filas a una actual jugadora de NWSL como Ella Dedrick o la internacional por Puerto Rico, Micaela Castain. En 2010, logró dejar al equipo como invicto aunque no clasificó para la fase final de la NCAA.

En la universidad de Oklahoma se mantuvo también ocho temporadas, con logros muy importantes y números de lo más envidiables. En su último paso en las universidades,  entrenó a una jugadora que tendrá ahora en sus filas de Kansas City, la meta, Adrianna Franch. Futbolista que llega claramente con el cartel de titular y tras haber levantado años atrás la Copa del Mundo aunque lejos de volver a una convocatoria de la selección.

Su primer año con un cargo dentro de la federación de Estados Unidos fue en 2016, como ojeador/analista de la selección femenina durante tres años. Posteriormente pasó a ser el entrenador de la Sub-23 femenina, allí se mantuvo dos temporadas. Sí hacemos referencia a su etapa como futbolista, tuvo un corto paso como centrocampista en el Watford a finales de los años noventa, viviendo una de las versiones más salvajes del fútbol inglés.

Pero ¿está preparado Matt Potter para tomar el cargo? Es una cuestión interesante y también un cargo que requiere mucha responsabilidad. La afición no puede permitirse otra temporada en lo más bajo de la NWSL. Para lo cual vendría bien un entrenador experimentado en la liga, aunque es cierto también que viendo el panorama de técnicos dentro de la competición, por lo menos a nivel humano conviene más recurrir a entrenadores que todavía no hayan vivido el desastre por el que acaba de pasar la liga.

Kansas City, ¿ha llegado el momento de explotar?

Viendo los resultados del anterior curso, Kansas City necesitaba urgentemente fichajes. Perdió a jugadoras como Mariana Larroquette que pintaban ser claves y quedaron en nada, perdieron a su máxima goleadora a mitad de curso, Amy Rodríguez. Aunque cuentan con Victoria Pickett, una de las centrales más prometedoras del país, en defensa la sangría era evidente. 

Por otro lado mantienen a nombres que se han mostrado como un oasis en un desierto del desastre, Lo’eau Labonta que renueva hasta 2024, Jéssica Silva que se incorporó para dar un aire distinto a mitad de curso o las centrales Sydney Miramontez y Rachel Corsie. Por lo que dentro de lo malo mantienen jugadoras de mucha jerarquía y experiencia.

En cuanto a fichajes, el primero de la offseason fue Sam Mewis. Jugadora indiscutible de la selección estadounidense y a día de hoy sin duda la de mayor nivel en el plantel de Matt Potter. Un nombre con títulos a todos los niveles y que tanto como internacional o como en North Carolina Courage ha demostrado tener una determinación imprescindible en el juego de sus equipos.

Por otro lado encontramos a una Lynn Williams que actualmente se encuentra cedida en el Melbourne Victory pero que cuando vuelva a Estados Unidos promete meterse a la afición en el bolsillo mostrando el regreso a su mejor versión como ha hecho ya en Australia. Una vez más, uno de los grandes nombres de la selección norteamericana, a nivel actual y también histórico. Entre las dos la cantidad ronda los $500.000 y desde mi parecer mucho más que se podría haber dejado Kansas en ellas.


Por último toca hablar de una Darian Jenkins que ha llegado de Orlando Pride por $75.000, un equipo en el que mostró calidad pero no la pudimos ver como pieza clave en el once. No hay ninguna duda que la centrocampista de 27 años cuenta con muy buen juego, aunque habrá que prestar atención sí es lo suficiente efectivo para ganarse un puesto en el once. Con este fichaje, Kansas puede decir que todas sus incorporaciones conocen la sensación de ganar una liga en la NWSL. Por tanto, ¿por qué no deberían soñar en grande?

Por Arnau González

Amante de todo lo que rodea el deporte. | Fútbol Femenino en @Vip_Deportivo & @Dial_Deportivo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s